13.7 C
Chascomús
jueves, julio 25, 2024

Según una encuesta, 6 de cada 10 empleadores no piensan contratar trabajadores o van a despedir gente

Así lo reveló una pesquisa de Manpower sobre las expectativas para el próximo trimestre. Los resultados se mantienen iguales desde hace un año.

Durante el próximo trimestre, solo el 36% de los empleadores argentinos piensa contratar más gente, mientras que un 61% mantendrá su plantilla o directamente despedirá trabajadores. Esto se desprende de una Encuesta de Expectativas de Empleo realizada por la agencia Manpower, que destaca la preocupación por la suba del desempleo.

Los datos de Manpower fueron obtenidos tras encuestar a más de 700 empleadores argentinos, quienes reportaron una Expectativa Neta de Empleo (ENE) de +3% ajustado por estacionalidad, demostrando un aumento de 2 puntos porcentuales en la comparación trimestral y sin cambios en la interanual.

- Publicidad -

La encuesta revela que el 36% de los empleadores planea aumentar sus dotaciones de personal, el 33% disminuirlas, el 28% no espera realizar cambios y el 3% restante no sabe si los realizará durante el periodo relevado. El panorama es preocupante, ya que más de 6 de cada 10 empleadores no piensan sumar trabajadores o, peor aún, van a despedir gente.

En comparación con otros países de la región, la expectativa de contratación en Argentina se mantiene estancada. Hace un año que nuestro país está perdiendo una oportunidad de oro de atracción de inversiones que sí la están captando los empresarios de otros países” afirma Luis Guastini, director general y presidente de ManpowerGroup Argentina y director de Talent Solutions para Latinoamérica, citado por Noticias Argentinas.

Y agrega: “El factor decisivo para que una empresa invierta en Argentina no se basa necesariamente en el costo laboral, sino en la seguridad jurídica. Es muy difícil atraer inversiones cuando la legislación no es clara y hay altos niveles de conflictividad laboral”.

Recesión y empleados pobres

Los expertos justifican esto en dos fenómenos. Uno tiene que ver con la caída de la actividad. Las empresas ajustan su oferta al nivel de demanda y hay mucha preocupación por el aumento del desempleo en la segunda mitad del año. El otro punto es el aumento de la población económicamente activa. Se ha empezado a ver el fenómeno del empleado pobre: tiene trabajo pero no le alcanza, y por ello debe salir otra persona del grupo familiar a buscar trabajo, lo que por definición estadística aumenta el desempleo.

Segú un informe de Epyca, la consultora del economista Martin Kalos, “todas las ramas de actividad redujeron sus puestos de trabajo. Principalmente, en línea con la caída en su nivel de actividad, por ejemplo, la construcción disminuyó su empleo en -2,4% intermensual y -13,5% interanual. Si se contabilizara el empleo público y el privado no registrado, la caída sería sustancialmente mayor tanto en este sector como en general”.

En base a los datos de SIPA para el último trimestre de 2023, dan como resultado que la caída de empleo en los primeros 3 meses de 2024 representa alrededor de 58 mil puestos de trabajo, de los cuales alrededor de 11 mil son de pequeñas y medianas empresas. (DIB)

ViaDIB

Últimas noticias

También te puede interesar

Dejá una respuesta