11.2 C
Chascomús
martes, abril 23, 2024

¿Los argentinos dejaremos de comer carne y la exportaremos? Ganaderos y carniceros hoy miran el negocio desde afuera

Más rápido de lo esperado, esta semana se dieron todos los datos que muestran cómo será el modelo exportador de carnes.

Por Carlos Alvarez Correa. [email protected]  | @la.voz.de.productor

- Publicidad -

El coctel tiene tres elementos con características que marcan un rumbo de futuro: aumento de las exportaciones de carnes en toneladas, disminución del consumo en las carnicerías y baja del precio de la hacienda en los mercados ganaderos. Así se presenta el modelo exportador y como será la comercialización en la cadena de carnes del futuro.

AUMENTARON LAS EXPORTACIONES PERO BAJO EL CONSUMO EN CARNICERIAS

Efectivamente en el mes de febrero aumentaron las exportaciones de Carne al exterior.

Según datos de la Coordinación de Análisis Pecuario en base a datos del SENASA, DNCCA e INDEC, las ventas al exterior alcanzaron las 82.548 toneladas equivalentes de res y superó al mes anterior.

El acumulado del bimestre enero-febrero de 2024 también marcó un récord, con ventas externas que alcanzan las 160.000 toneladas.

Pese a que mes a mes la inflación camina hacia la baja, el consumo de carne vacuna en el mercado interno no repunta y la tendencia es un marcado descenso.

El último informe de la Cámara de la Industria y Comercio de Carnes y Derivados de la República Argentina (CiCCRA), mostró que Febrero pasado tuvo un fuerte descenso interanual del 9,3% en el consumo de carne vacuna.

El estudio reveló que en Febrero de 2023, el consumo fue de 49,2 kilos por habitante y el mes pasado cayó a 44,6 kilos por habitante. En tanto, el primer bimestre de 2024 el consumo aparente de carne vacuna habría sido equivalente a 349.100 toneladas res con hueso y habría experimentado una contracción de 8,2% interanual.-

¿SE BENEFICIARON LOS PRODUCTORES TRANQUERAS ADENTRO?

Debemos saber también que esta semana el precio del novillo vino en descenso, que cotizó $ 1933 el novillitos entre 390 y 430 kg y la semana finalizó con marcados descensos hasta se comercializaron novillitos a $ 1775 con plazos de 30 días, absorbiendo la inflación el productor.

El descenso del novillo en el precio es la consecuencia de la falta de consumo interno por parte de los argentinos.

La tendencia de los precios que se pagará al productor, seguirá en descenso o a los sumo se mantendrá con oscilaciones descendentes y ascendentes, pero no habrá un ascenso a pesar de la inflación.-

El aumento de la exportación, la baja del consumo y la baja de los precios de la hacienda, nos hacen sacar la primera conclusión de la falla del modelo:

“EL AUMENTO DE LA EXPORTACIÓN NO SIGNIFICA UNA MEJORA EN EL PRECIO QUE LE PAGUAN AL PRODUCTOR TRANQUERAS ADENTRO”.

Como siempre están “los optimistas crónicos”, que ven solo en las restricciones del Estado todos los males y apuestan a las bondades de los exportadores. Pero no ven -o callan- las distorsiones de la cadena de carnes, donde hay fuertes y débiles.

Por ello, el Stock no aumenta. Al finalizar 2023, la cantidad de vacunos en stock en Argentina totalizó 52.783.892 de cabezas, lo que representa 1,5 millones de animales menos o una merma del 2,7% respecto de los 54.242.595 vacunos registrados en 2022, de acuerdo a la Secretaría de Ganadería que publicó el Rosgan.

Siempre se puntualiza a la sequía, pero encubre que el productor agropecuario ganadero, no tiene ningún estímulo para producir.- El stock no aumenta. Algunos dicen “no aumentó pero se rejuvenecieron los planteles”, otro elemento incomprobable y solo dialéctica.

Por tal, es mucho el esfuerzo que hacen las casas de remates, los Feedlot, y los frigoríficos en convencer a los “tranqueras adentro” para que sigan produciendo en estas condiciones. A pesar que todos guardan esperanza en el modelo exportador, – incluso el ganadero-, todavía no llega con beneficios al productor tranqueras adentro, pero sin consumo no llegará al carnicero tampoco.

Últimas noticias

También te puede interesar

Dejá una respuesta