17.9 C
Chascomús
domingo, agosto 14, 2022

Historia – Aviación Naval: Monumento en Chascomús en honor a los ex combatientes de Malvinas

La aeronave EMB326 fue donado por la Armada Argentina y, luego de haberlo restaurado con la colaboración de varias personas, se encuentra emplazado en el aeródromo "Presidente Raúl Alfonsín" de Chascomús en homenaje a los ex combatientes de Malvinas

- Advertisement -spot_img

En el Aeródromo Municipal Raúl Ricardo Alfonsín de la ciudad de Chascomús se encuentra instalado un avión histórico de la Armada Argentina en honor a los ex combatientes de la Guerra de las Malvinas.

Se halla en el kilómetro 81 de la Ruta Provincial 20 y a unos 120 de la capital argentina, en la provincia de Buenos Aires.

El aeródromo, es público no controlado y alberga las instalaciones de la Escuela de Vuelo Chascomús, Paracaidismo Chascomús y Skydive Center, estas últimas dos dedicadas a la práctica y enseña del salto deportivo en paracaídas.

EL COMIENZO DE LA HISTORIA DEL MACCHI 326 DE CHASCOMÚS

Su colocación comenzó a gestarse en 2009, cuando el Doctor José Maffeo, colaborador de Ex combatientes de Malvinas-Chascomús, se contactó con la División Relaciones con la Comunidad, perteneciente a la Secretaria General de la Armada, para la donación de una aeronave Macchi 326 dada de baja, que había prestado servicio en la actualmente desactivada 1º Escuadrilla Aeronaval de Ataque (EA41).

Sobre la plataforma, el 4-A-138 como se encontraba en 2017. Su cúpula le había sido arrancada por un tornado, tres años antes. Detrás de él se observan algunas instalaciones del Aeródromo, como la aeroestación, la torre de control y algunos hangares. (Marcelo Mustone)

En febrero de 2010 es aprobada la cesión sin cargo, al municipio de Chascomús, del 4-A-138, que se encontraba en la Base Aeronaval Punta Indio (BAPI), en la provincia de Buenos Aires. Retirado de allí por los veteranos el 8 de mayo de 2013, fue llevado por tierra sobre un carretón hasta un hangar del Aeródromo.

A diferencia de otros, entregados por la Armada para su preservación, éste se encontraba con piezas faltantes del fuselaje, sin motor ni tren de aterrizaje, su cabina totalmente desmantelada y con las alas desarmadas. No obstante, los veteranos se comprometieron a restaurarlo para su exposición y a fin del año lo trasladaron a la plataforma del campo aéreo, donde le instalaron los semiplanos, comenzando así las tareas.

Lamentablemente en enero de 2014 un tornado que pasó por la zona, le arrancó la cúpula, rompiendo sus herrajes y los veteranos comenzaron a tener problemas para seguir adelante con el proyecto. Estancados los trabajos y por más que durante algunos años, su estado no fue el mejor, nunca dejó de ser una atracción para los apasionados de la aeronáutica.

EL RENACER DEL MACCHI

A comienzos de 2019, fue corrido de la plataforma al césped lindero y la Escuela de Vuelo comenzaba a construir un nuevo hangar. Los veteranos aprovecharon la ocasión para trasladarlo allí y retomar su restauración, en la que además de ellos, participaron también vecinos y empresas chascomunenses.

El Taller Aeronaval Punta Indio, contribuyó con el aporte de antenas, luces y algunos carenados faltantes del fuselaje y los que no se pudieron conseguir fueron replicados en fibra de vidrio.

Colocación de los carenados de raíz alar, otra de las tareas realizadas para ir completando la restauración del 138. (Colección Ex Combatientes-Chascomús)

Otras labores realizadas fueron la reparación de la cúpula, el lijado y pintado total del avión, menos de las marcas, ya que las mismas fueron hechas de vinilo autoadhesivo. Se eligió restituirle el último esquema que utilizó en su carrera operativa, utilizando los planos de pintura proporcionados por el Museo de Aviación Naval (MUAN).

En un principio, la idea de los veteranos era montar la aeronave en una rotonda que se realizaría en la intersección de la Ruta Provincial 20 y la Avenida Juan Manuel de Rosas (acceso norte de la ciudad). Esto fue aprobado con una ordenanza de mayo de 2015 del Consejo Deliberante de la Municipalidad de Chascomús y por consiguiente el pedestal fue proyectado para dicho lugar.

Estando el Macchi terminado a fines de 2019, la intención de los ex combatientes fue comenzar la obra en la intersección de las arterias, pero se encontraron con la falta de autorización de la Dirección de Vialidad de la Provincia de Buenos Aires. A raíz de la pandemia de COVID-19, los permisos se tramitaron virtualmente y al demorarse la respuesta, en octubre de 2020, se acordó con el municipio situarlo en el aeródromo.

Se eligió la plaza del mismo, a manera de recibimiento y en enero de 2021 se construyó el cimiento del soporte de hierro. El mismo fue colocado en marzo y finalmente, después de muchas dificultades, los Veteranos de Malvinas concretaron el emplazamiento de la aeronave el 3 de abril.

Como el 4-A-138 había sido cedido sin tren de aterrizaje, donde estos iban colocados, se instalaron unos hierros que luego fueron soldados al pedestal, tras ser ubicado sobre él. (Colección Ex Combatientes-Chascomús)

Además de los antes mencionados, José Maffeo y la Escuela de Vuelo Chascomús, quién cedió sus instalaciones, muchas personas y empresas colaboraron en este proyecto. Rodolfo Pertusi, Luís Lamatía, Gerardo Caquineau ayudó con el transporte del avión desde Punta Indio, su colocación y la del pedestal, el cual fue diseñado y construido por Emepa, Jorge y Antonio Macchi, Cristian Covacich, Andrés, Matías y Cristian Yalul con la reparación, construcción y armado de piezas, Patricio Cepeda, quien intercedió para que el Golf Chascomús Country Club y Pinturería Alvear y Arenales donaran la pintura, utilizada por Rodolfo Braki para pintarlo, Guillermo Occhipinti, con la gráfica, Gustavo Acosta, para la colocación de la aeronave y proyectar el basamento del soporte, realizado con materiales aportados por Sauce Solo, Servi Mat, Carioso y Playa Construcciones, los mismos fueron trasladados por Fletes Peralta y Arnaldo Bellingeri, que ayudo en la obra del cimiento.

CHASCOMÚS, SU AERÓDROMO Y LA ARMADA

El Partido de Chascomús posee un relieve terrestre muy plano, albergando gran cantidad de lagunas. Su homónima ciudad cabecera está emplazada en la margen este de las más grande de todas, la laguna de Chascomús.

Elegida debido a su adecuada extensión y profundidad por la Armada Argentina a fines de la década del ’30, como una alternativa al Río de la Plata, para operar hidroaviones e instalar lindero a ella una base donde repararlos y alojarlos.

Otras de las ventajas del lugar eran su proximidad y conexión a través del Ferrocarril del Sud (luego General Roca), al principal centro industrial y de abastecimiento, Buenos Aires.

Para 1944, ya funcionaba en un amplio terreno sobre la orilla sur del espejo lacustre, con pistas de tierra y mínimas instalaciones, la Estación Aeronaval Auxiliar Chascomús.

Llamado por los lugareños “campos de la marina”, en 1955 parte de los mismos fueron cedidos y la actividad aérea comenzó a decaer hasta quedar la aerostación totalmente en desuso alrededor de 1960.

En su momento el espacio fue ofrecido por la Armada para organizar un aero club local, cosa que no prosperó y comenzó a construirse allí el Instituto Tecnológico Chascomús (INTECH), fundado en 1989.

Sin embargo, el 4 de mayo de 1985 se crea una comisión directiva encargada de la fundación del Aero Club Chascomús, quien llevó adelante las gestiones necesarias para su materialización, ante el entonces presidente de la Nación y oriundo de la ciudad, Raúl Ricardo Alfonsín y el disuelto Comando de Regiones Aéreas, que administraba las actividades de la aviación civil y dependía de la Fuerza Aérea Argentina (FAA).

En 2009, tras el fallecimiento del Doctor Alfonsín, el Aero Club se transforma en la actual Escuela de Vuelo y el Aeródromo, con el nombre del ex mandatario, como homenaje a quien tanto hizo por la institución.

El terreno donde se asienta fue cedido por el municipio y la FAA se encargó de realizar las obras que comenzaron a fines de 1986 e incluían la pista, la plataforma y una calle de rodaje que las unía, una aeroestacion con torre de control y un hangar.

El Aero Club fue inaugurado en abril de 1988 y los cursos de piloto privado comenzaron a realizarse en un Cessna AA150L Aerobat, registrado LV-DNA. El avión había sido cedido en comodato por la Fuerza Aérea, quien se lo retiró a la institución en 1996.

El primer alumno se graduó en marzo de 1989 y al mes siguiente se realizó un gran festival, el primero de muchos, en el cual participó la Escuela de Aviación Naval (ESAN).

Debido a su cercanía con BAPI, se convirtió en habitual que la aviación naval utilizara el campo aéreo, desplegando los Beechcraft Turbo Mentor de la ESAN o en adiestramientos de la EA41, con sus Macchi.

En octubre de 1989, el Aero Club adquiere su primera aeronave, un Aeronca 7EC Traveler, con el registro LV-FRP.

La Policía de la Provincia de Buenos Aires empleó en reiteradas oportunidades las instalaciones de la estación aérea, especialmente en época veraniega, durante el Operativo Sol, de seguridad y prevención de accidentes viales.

En tanto que, de la FAA se han posado sobre su pista aviones como el T-02 (Fokker F-28 Mk 4000 Felowship), Fokker F-27 e IA-50 G-II, entre otros.

La Escuela de Vuelo posee actualmente un Cessna 172A Skyhawk (LV-GSL) y un 150 (LV-IHN), mientras que Skydive Center, un 206 Stationair (LV-IFM) y un Cessna 185A Skywagon (LV-HPV) y Paracaidismo Chascomús, un 182A Skylane (LV-GYC), un 182C Skylane (LV-GSD) y un 182B Skylane (LV-GRI) los cuales utilizan la pista de 1.360 metros de longitud por 31 de ancho, con orientación 04/22 del Aeródromo.

DATOS DEL AVIÓN

La aeronave expuesta, es un reactor de entrenamiento avanzado diseñado por la firma italiana Aermacchi, la cual lo denominó MB-326. Su primer prototipo, alzó vuelo en diciembre de 1957 y al año siguiente la Aeronautica Militare Italiana (AMI) realizó un pedido por un lote de pre serie. Finalmente terminó adquiriendo 135 aparatos del Macchino (apodo italiano), que estuvieron en servicio por veinte años a partir de 1962.

Fue exportado a varios usuarios y además se le otorgó licencia de fabricación a Commonwealth Aircraft Corporation (CAC) para proveer a la Royal Australian Air Force (RAAF) y a la Royal Australian Navy (RAN), a Atlas Aircraft Corporation para la South African Air Force (SAAF) y a Embraer (Empresa Brasileira de Aeronáutica).

La misma, obtuvo los derechos de fabricación bajo licencia de la variante MB-326GC en mayo de 1970, que la designó MB-326GB Xavante. En su planta de São José dos Campos (Estado de São Paulo), a partir de 1971, se produjeron 182 aviones durante diez años, de los cuales, 10 se exportaron a Paraguay, 6 a Togo y el resto fue adquirido por la Força Aérea Brasileira (FAB), que lo llamó AT-26 Xavante. Tiempo después, la misma, vendería 11 a Argentina, siendo este uno de ellos.

Fabricado en 1976, fue parte del primer contrato de adquisición y Embraer le colocó el número de construcción, 76100343. Fue entregado a la FAB el 3 de agosto de 1976, que lo matriculó FAB 4561 y asignó al 1° EIA (1º Esquadrão de Instrução Aérea), llamado Esquadrão Joker del GIA (Grupo de Instrução Aérea), con asiento en el CATRE (Centro de Aplicações Táticas e Recompletamento de Equipagens), actual Base Aérea de Natal, con la misión de impartir el curso de piloto de ataque a los nuevos oficiales recién graduados. En 1981 al reactivarse el 5º GAv (5º Grupo de Aviação) y disolverse el 1º EIA, pasa a operar en el 2° Esquadrão del Grupo, con la tarea de proporcionar instrucción básica a los aspirantes a oficiales aviadores.

Adquirido por la Armada Argentina para su Comando de Aviación Naval (COAN), fue desactivado por la FAB el 21 de septiembre de 1982 y trasladado a Embraer para su acondicionamiento.

El COAN le asignó el número de serie 0785 y matriculó 4-A-138 para su utilización por parte de la 1º Escuadrilla Aeronaval de Ataque, de la Escuadra Aeronaval Nº 4 (EA4), con asiento en la Base Aeronaval de Punta Indio. Trasladado en vuelo a su nueva base en septiembre de 1983, antes de su entrada en servicio, fue transferido a la ESAN, dependiente de la Escuadra Aeronaval Nº 1 (EA1) y entregado a la misma, el 9 de ese mes y año como 1-A-438. En 1984 es destinado, ahora sí, a la EA41 como 1-A-138 y luego matriculado 4-A-138.

El 29 de mayo de 1996, estando hangarado en BAPI, queda dañado a raíz de una explosión e incendio, producido al impactar contra un camión cisterna el Super Étendard 0753 3-A-203, piloteado por el Teniente de Navío Sergio R. Márquez, quien fallece en el accidente. Fue reparado con elementos de otros aviones fuera de servicio, como la sección de cola del 4-A-133.

Siguió operando hasta 2005, momento en que comenzó a servir como fuente de repuestos y es dado de baja tres años más tarde, al desactivarse la 1° Escuadrilla.

LA EA41 Y LOS MACCHI

El Comando de Aviación Naval se había hecho usuario del Macchi 326 en 1968, cuando lo adquirió para reemplazar a los Grumman Panther y Cougar que servían en la 1º Escuadrilla Aeronaval de Ataque de la Escuadra Aeronaval Nº 3 y utilizarlo en la función de entrenador avanzado y ataque ligero.

Se compraron 6 aparatos nuevos del modelo MB-326GB a la fábrica italiana, que arribaron a la Base Aeronaval Comandante Espora (provincia de Buenos Aires) en 1969. Fruto de su fiabilidad, dos años después se adquieren dos unidades más, las cuales llegan en 1972 a BAPI, porque para esa época la EA41 había sido transferida a la Escuadra Aeronaval Nº 4.

Denominados MC-32 por el COAN, estaban pintados de gris claro en su superficie superior y de color blanco en la inferior, pero en 1978 a raíz del conflicto del Beagle, fueron enmascarados en verde y marrón claro en su parte de arriba y desplegados a la Base Aeronaval Río Grande, además de a varios aeródromos de campaña, en la isla Grande de Tierra del Fuego.

Para reforzar a la escuadrilla, la Armada compra a Aermacchi en 1980, 10 aviones nuevos, pero esta vez del modelo evolución del 326, el 339. Comenzaron a llegar a Punta Indio a finales de ese año, eran de la variante MB-339AA, con un esquema en rojo y blanco y fueron denominados internamente como MC-33.

Durante la guerra de las Malvinas, los nuevos modelos fueron camuflados y 7 de ellos operaron desde el Aeropuerto de Puerto Argentino, mientras que el resto de los aparatos de la escuadrilla estuvo desplegado en aeródromos a lo largo de la costa patagónica.

El Teniente de Navío Guillermo Owen Crippa a los mandos del MB-339, 4-A-115, tiene el honor de darle el bautismo de fuego a la 1º Escuadrilla el 21 de mayo, cuando divisó en el estrecho de San Carlos, a la fuerza de desembarco británica y atacó a la fragata HMS (F56) Argonaut, causándole daños.

Tras la contienda, debido a las bajas y a la falta de repuestos para poner a volar los aparatos remanentes, se decide negociar la compra de 11 Xavante a Brasil. Los mismos arribaron a BAPI en 1983, donde 3 aviones fueron asignados a la EA41 y el resto a la ESAN, aunque al año siguiente serían transferidos todos a la escuadrilla de ataque.

Los 5 Macchi 339 sobrevivientes a la guerra, fueron quedando en tierra a partir de 1984.

A fines de la década del ochenta, los 326 que permanecían en servicio, comenzaron a ser pintados en gris oscuro y gris claro, en su parte superior e inferior respectivamente.

El 24 de octubre de 2007 ocurrió un trágico accidente en Punta Indio, cuando se plantó la turbina del 4-A-132 y falleció uno de sus tripulantes, el Teniente de Fragata Julio A. Alonso, al no poderse abrir completamente el paracaídas de su asiento eyector. A consecuencia de esto y sumado a la poca cantidad de aviones que quedaban en servicio, el 21 de abril de 2008 son dados de baja y la escuadrilla paso a situación de reserva.

El Embraer MB-326GB Xavante, 4-A-138, recientemente instalado en el Aeródromo Chascomús. Acción que se alcanzó a concretar, gracias a los veteranos, vecinos, instituciones y empresas locales. (Marcelo Mustone)

ENTREVISTAS Y AGRADECIMIENTOS:

Entrevistas a dos fanáticos de la aviación civil, Facundo Figallo y Nicolás De La Barrera y a quien tanto ha hecho para que esté expuesto el Macchi, José Maffeo. Obviamente mí agradecimiento hacia ellos y para Lorenzo Borri, Esteban Brea, DAD y Javier Mosquera todos ellos grandes entusiastas de la aeronáutica argentina. Todos ellos han colaborado para la realización de esta nota.

Últimas noticias

- Advertisement -spot_img
- Advertisement -spot_img
- Advertisement -spot_img

También te puede interesar

- Advertisement -spot_img

Dejá una respuesta